Incluye la formación obligatoria sobre Alergias e Intolerancias Alimentarias que todos los manipuladores de alimentos han de recibir tras la entrada en vigor del Reglamento 1169/2011.